Ahorra en el consumo de luz sin renunciar a tu Aire Acondicionado

Ahorra en el consumo de luz

Ahorra energía con un buen Aire Acondicionado

Ahorra en el consumo de luz sin renunciar a tu Aire Acondicionado

¿Puede incidir nuestras costumbres diarias en la cantidad de energía consumida?

Evidentemente,  cualquier forma de vida, costumbres, acciones o cotidianidad que hagamos en nuestras vidas personales, tiene incidencia en nuestro entorno, y si; es cierto que estas costumbres poseen el poder de aumentar o de disminuir la cantidad de energía eléctrica o Ahorra en el consumo de luz que consumimos en nuestros respectivos hogares.

Como podemos variar o tener cierto control en la cantidad de luz consumida, bien podemos aplicar nuestro primer consejo, a saber:

Tareas o pasatiempos que no implique el uso de dispositivos electrónicos, por ejemplo podemos realizar lecturas de día para aprovechar la energía natural o la luz del día, etc.

No renuncies a tu aire acondicionado y además promueve la unión familiar

Cuantas veces no hemos escuchado, que la tecnología hoy en día, al tiempo de ofrecer mayores redes sociales, tambíén ha logrado que la familia se comunique en menor medida que en tiempos anteriores.

Del punto anterior, podemos llegar a dar algunos consejos para economizar o ahorrar el consumo energético en nuestros hogares, lo cual permitirá que no renuncies a tu Aire Acondicionado.

Pues si como integrante de un núcleo familiar, promovemos actividades en conjunto como juegos de mesa, círculos de lectura, entre otras, estas tareas que no ameritan el uso de computadoras, tablets, Internet u otros dispositivos, de manera lógica estaremos disminuyendo el consumo eléctrico y al mismo tiempo aumenta la integración familiar.

¿Podemos expandir a nuestra comunidad, buenas prácticas de nuestros hogares y tener incidencia en que cierto barrio o urbanización disminuya el consumo eléctrico y Ahorra en el consumo de luz?

Se sabe, con certeza, que nuestro núcleo familiar, es un sub. sistema dentro de otro sistema más grande, siendo este sistema nuestra comunidad o entorno, y como todo sistema, cada elemento del mismo se interrelaciona con los otros elementos que lo conforman y tienen afectación entre ellos, de allí que surge nuestro tercer consejo para ahorra energía en nuestros hogares:

Así como podemos aplicar tareas de integración, en nuestra familia, bien podemos hacerlo con nuestra comunidad, con lo que se lograría hacer uso de los espacios públicos o recreativos naturales y en consecuencia disminuye el tiempo, en que ciertos integrantes de alguna comunidad se encuentre en casa gastando energía eléctrica.

Hasta ahora, hemos hecho énfasis, en la aplicación de ciertas buenas prácticas de carácter social o de integración, tanto en nuestros hogares como en nuestra comunidad, con lo que no sólo lograremos mejorar nuestras relaciones sino tambíen lograr nuestro cometido de reducir y ahorra en el consumo de luz. Pues, tambíen existen ciertas medidas o consejos de manera específica que nos pueden ayudar a reducir el consumo de luz, entre los cuales podemos mencionar:

  1. En estos tiempos en los que, mucho se habla del calentamiento global, y los diversos grupos ecológicos sugieren hacer uso consciente de los recursos naturales, entre ellos la energía, se hace imperante aplicar uso racional de la misma.
  2. Por lo que, si algún dispositivo electrónico esta encendido y si ningún integrante de nuestro núcleo familiar esta haciendo uso del dicho dispositivo, el mismo debe ser apagado, siendo que muchas veces pasa ese caso con televisores, equipos de música, computadoras, entre otros.
  3. Al momento de que, por algún motivo, todos los integrantes de la familia se ausentan del hogar, se deben cerciorar que se dejan todos los equipos y luces apagadas, con la excepción del la nevera para evitar que nuestros víveres se dañen.
  4. Hacer uso eficiente de ciertos aparatos, tal es el caso de las lavadoras, por lo que debemos aprovechar el máximo de su capacidad y así usarla la menor cantidad de veces y satisfacer nuestras necesidades y al mismo tiempo disminuir el consumo de luz por tener que aplicar ciclo de lavados adicionales.
  5. Ya de manera más específica en cuanto al aparato de aire acondicionado que tengamos o estemos dispuestos a procurar para nuestro hogar, debemos tener especial atención en que sitio será instalado, de tal manera de aprovechar su máximo rendimiento y evitarle cargas calóricas innecesarias o focos de calor.
  6. Una vez que nuestro equipo de aire acondicionado este funcionando y haya sido instalado en el sitio ideal para su funcionamiento, debemos tener siempre un plan de mantenimiento preventivo que asegure su óptimo funcionamiento, ya que esto puede incidir en que el equipo requiera un mayor esfuerzo para mantener cierta temperatura.

Y este mayor esfuerzo, puede conllevar un mayor consumo eléctrico por la pérdida de eficiencia en su funcionamiento.

Ahora bien, es importante que todas estas medidas, no deben aplicarse de manera asilada o por separadas, sino de manera integrada y otro factor a tomar en cuenta: el tiempo de ejecución, las mismas deben permanecer durante el mayor tiempo posible, de esta manera podrás compensar este ahorro con el consumo de energía de tu aire acondicionado y Ahorra en el consumo de luz.